EXPOSICION “OCUPACIÓN”: UNA ÚNICA HISTORIA QUE CONTAR.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

kienyke.com

Las puertas de la galería Nueveochenta en Bogotá estarán abiertas hasta el 5 de Marzo para aquellos amantes del llamado “arte político” que deseen deleitarse con la exhibición llamada Ocupación del artísta hondureño Léster Rodriguez.

Definir esta exposición como arte seguro es adecuado. El arte como muestra cultural seguro acoge esta clase de expresiones, la pregunta es: ¿Esta exposición es el arte apropiado para la sociedad de hoy?

Inspirada en “El peligro de una sola historia” de Chimamanda Adiche me atrevo a decir que esta muestra artística no es de ninguna forma constructiva para quien a portas del nacimiento de una nueva sociedad se remita a las galerías de arte en búsqueda de nuestra identidad.

Si, es muy cierta la metáfora que nos presenta el autor entre lo débil de los materiales (barcos de papel camuflado por ejemplo) y lo débil que termina siendo la guerra para una sociedad de gente fuerte como la nuestra; pero más allá de este punto, esta muestra no es más que otra herida de nuestro estigma. Adiche menciona que contar una sola historia de un pueblo crea estereotipos y éstos son una visión incompleta de quienes somos en realidad. Hablar de los países tercermundistas, de los latinos, de Colombia misma como un país lleno de violencia, de guerra de muertos, es sólo hablar de una parte de lo que somos y de lo que nos ha tocado vivir. ¿A dónde quedan todas las razones por las cuales Juan y su equipo de Yo Creo En Colombia  nos venden la idea de que “estamos sentados en una mina de oro”? ¿A dónde están todas las muestras artísticas y culturales que nos muestren lo ricos, ingeniosos, sorprendentes que hemos sido y somos?

Más aún, asumiendo que esta exposición será vista por estudiantes, futuros  y actuales emprendedores, me pregunto si ¿sabemos la responsabilidad que tenemos entre manos ante nuestra vulnerabilidad mental como humanos de escuchar una y otra vez esa única historia? ¿Qué le espera a nuestra sociedad si aún nos alimentamos visualmente del mismo cuento (violencia, guerra)?

En palabras de Chimamanda Adiche: “Las historias pueden quebrar la dignidad de un pueblo, pero también puede reparar esa historia rota”, ya es hora (de hecho, ya se hace) de que empecemos a mostrar la historia de nuestro pueblo de una manera completa, ya basta de las mismas muestras, de los mismos puntos de vista. Ya basta de que nos reconozcan por lo mismo de lo mismo. Ya basta de asociar nuestra tierra con guerrillas y violencia, cuando hay más de un millón de razones que explotar como muestra cultural de quienes somos, y de qué nos representa. Nuestra responsabilidad es mostrar la otra cara, ya hemos estado de espaldas durante largo tiempo, mostremos lo que de verdad somos, la cara bella, de la que nos sentimos orgullosos, inspirémonos y mostremos al mundo cosas que construyan y no arte que nos detenga en la misma mala época, trascendamos y asumamos la responsabilidad de grabar un pueblo exitoso y positivo en la mente de nuestros niños y jóvenes. Ya basta de estas exhibiciones que llevan tatuada la palabra guerra, porque aunque la guerra se vista de arte, guerra se queda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s